Una actualización del pronóstico trimestral, realizada por Instituto Internacional de Investigación de Clima y Sociedad (IRRI), de la Universidad de Columbia (EE.UU.), aportó precisiones, por medio de un gráfico (Ver Foto Principal), sobre las precipitaciones y las temperaturas sobre lo que vendrá en materia climática para diciembre, enero y febrero.

A su vez, el proyectado anuncia algunos datos sobre el inicio del siguiente trimestre, el otoñal.

“Las condiciones de La Niña se mantendrán de moderadas a fuertes en verano, probablemente debilitándose durante el otoño, pero persistiendo como una La Niña débil”, dice el Instituto.

Agregan que los pronósticos de precipitación para la próxima temporada son consistentes con las típicas conexiones del fenómeno Niña, es decir, precipitaciones por debajo de lo normal y altas temperaturas.

En su informe, cita: “En diciembre-febrero, se pronostican probabilidades fuertemente mejoradas de precipitación por debajo de lo normal para el sudeste de América del Sur”, claramente afectando el ciclo del maíz y la soja.

Se pronostican mayores probabilidades de precipitación por encima de lo normal para el norte de América del Sur (enero-marzo) y América Central. En menor medida, las lluvias se presentarán en el oeste de Australia, una de las regiones agrícolas del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *